MARQUÉS DE VARGAS RESERVA 2010 Ver más grande

MARQUÉS DE VARGAS RESERVA 2012

Color rojo picota de capa alta y borde granate y capa media-alta. Nariz con aromas de fruta roja madura (fresas, grosellas) que dan paso a notas de madera de cedro, ...

Leer más...

Disponiblidad: En stock

20,45 € / por botella 0.75 l

Al comprar este producto puede obtener hasta puntos de fidelidad.


101,40 € / sin IVA (6 botellas)

Este producto se vende en cajas de 6 botellas

Botellas (Por Caja) 6
Botella 0.75 l
D. Origen Calificada La Rioja
Tipo de uva Tempranillo, Garnacha, Mazuelo
Elaboración Reserva

MARQUÉS DE VARGAS RESERVA 2012

Edad: Reserva.

Bodega: Bodegas Marqués de Vargas.

Nota de cata: Color rojo picota de capa alta y borde granate y capa media-alta. Nariz con aromas de fruta roja madura (fresas, grosellas) que dan paso a notas de madera de cedro, de higos secos, de monte umbrío. En boca es muy elegante, ligero en el paso por boca pero intenso en sabor, con taninos nobles y pulidos y una acidez muy bien integrada. Final largo, con mucha complejidad en retronasal con recuerdos de fruta escarchada (orejones).

Temperatura de servicio óptima: 16º C.

Un maridaje: Patatas a la riojana.

Ingredientes: 4patatas medianas, 1 chorizo fresco para guiso, 1 pimiento verde, 1 cebolla mediana, 1 cucharadita rasa de pimentón de la Vera, 2 pimientos choriceros, sal, agua, aceite de oliva.

Elaboración:  

- Poner en una cazuela un poco de aceite de oliva y dorar la cebolla cortada en cuadraditos pequeños y el pimiento partido a la mitad.

- Añadir el chorizo sin piel en rodajas y se rehoga ligeramente. Echar las patatas peladas, lavadas y cascadas en trozo regulares, no muy grandes, dar  unas vueltas al conjunto y agregar el pimentón para que se haga un poco pero evitando que se queme.

- Por último, colocar en la cazuela los pimientos choriceros abiertos y limpios y cubrir con agua. Llevar a ebullición y en ese momento bajar el fuego para que el guiso se haga lentamente.

- Cuando la patata esté casi lista, sazonar y servir.

- Si se desea el caldo de las patatas más espeso,hay que mover la cazuela de vez en cuando para ayudar a que las patatas suelten su fécula. De todos modos, podemos aplastar con un tenedor algunas junto a un poco de líquido y añadirlas.

Productos Relacionados