Fantástica cata de vinos Señorío de Nevada acompañada por la cocina del Hotel Embarcadero de Calahonda

Una perfecta combinación entre vinos y platos pudimos disfrutar la noche del pasado viernes 10 de junio en el Hotel Embarcadero de Calahonda.

Los vinos granadinos de Hacienda Señorío de Nevada fueron presentados por Fernando, enólogo de la bodega, y maridaron a la perfección con los exquisitos y elaborados platos de Adda y Lorenzo, chefs del restaurante. Cinco fueron las propuestas, más una sorpresa final, que hicieron las delicias de los asistentes haciendo de la noche una agradable velada en la que se aprendió y disfrutó a partes iguales.

El encargado de abrir la velada fue Señorío de Nevada Rosado acompañado por Tartar de atún rojo sobre crudités de la huerta, salsa de wasabi y caviar de jengibre. La cremosidad del Señorío de Nevada Blanco se vio resaltada gracias a una versión diferente del Risotto: de pulpo con aroma de trufa blanca y queso añejo. El turno de los tintos se inició con Señorío de Nevada Ecológico maridado con Nuez de hummus con rayado al ajo y alcaparras. Una delicia local fue la compañera del Señorío de Nevada Bronce: Croquetitas caseras de morcilla de Dúrcal, piñones y carne de membrillo.

El broche final a esta estupenda cata-maridaje lo pusieron dos propuestas muy diferentes. Por un lado, el tinto de autor Señorío de Nevada Oro con una versión distinta de un plato tradicional: Crujiente de rabo de toro sobre lecho de rúcula. Y por otro, un refrescante cóctel de Disaronno y lima para acompañar al postre: Leche frita con helado de níspola.

Buenos vinos, deliciosa comida, compañía agradable, trato inmejorable y la brisa del mar... ¿se puede pedir más?