08/07/2016 - Cava: no solo una copa para brindar

El cava se impone en desayunos y comidas de la mano de la tradición anglosajona del brunch.

En su tercera celebración, el Anna de Codorníu Brunch Weekend, pone de manifiesto que el cava ha dejado de ser una mera copa ocasional para celebrar un brindis. Comer y desayunar con cava está de moda y 35 restaurantes barceloneses se suman a este evento gastronómico que tendrá lugar hasta finales de agosto.

Víctor Sánchez, responsable de comunicación del Grupo Codorníu, ha explicado que cada restaurante elaborará un menú específico para esta ocasión acompañado con Anna de Codorníu y se servirá los sábados y domingos entre las 12 y las 17 horas, algunos también sorprenderán a sus comensales durante el resto de la semana.

Esta celebración ha tenido lugar en ciudades como Madrid, Nueva York, Texas, Florida o Chicago y, como no, en Barcelona, donde en la pasada edición más de 2.000 personas disfrutaron de estas jornadas.

L’EGGS, del chef Paco Pérez, con 5 estrellas Michelín; Bouquet, Patrón, Ultramarinos, Ajoblanco, Shibui, Chez Cocó, Alba Granados, Melià Sky o Santa Fe, entre otros, diseñarán un menú específico en el que se combinará la cocina tradicional y las experiencias gastronómicas más vanguardistas, pero con un nexo común: todos los menús se servirán maridados con Anna de Codorníu.

El origen del brunch se ubica a finales del siglo XIX. El domingo era el día de fiesta que tenía el servicio de las clases altas y, para que los señores pudiesen desayunar o comer durante la mañana, se dejaba elaborado previamente un buffet a su disposición. La tradición ha desembocado en moda y este “breakfast+lunch” se ha convertido en auténticas reuniones familiares y sociales que unen desayunos tardíos con almuerzos de fines de semana.