18/07/2016 - "Sabe como el cielo, quema como el infierno"

Tal y como dice su etiqueta: "...es un whisky suave con un toque ardiente de canela roja. Sabe como el cielo, quema como el infierno. Lo que pase después es cosa tuya...".

Hace algo más de un mes aterrizaba en España Fireball Cinnamon Whisky, de la mano del Grupo Varma se inicia en nuestro país la distribución del líder mundial de los "Spice Whiskys". Su toque especiado y picante recomienda un contrastado perfect-serve en frío, lo que le ha valido la preferencia del público joven de todo el mundo.

El éxito en el mercado exterior de este icónico whisky canadiense ha alcanzado cifras incomparables, posicionándose como líder de espirituosos premium en el Top 20 mundial. Su fama entre los millenialls le ha valido su omnipotente presencia en todas las fiestas dirigidas a este público y, por ende, en todo establecimiento de licores que se precie y que dé respuesta a un público decisorio para muchos mercados emergentes.

fireball

Su popularidad en Norteamérica ha hecho que sus ventas vayan en solo 4 años de las 100.000 cajas (de 9 litros) a los más de 4 millones y medio del último año. Alemania, Francia, Reino Unido, Finlandia, Suecia y por fin España, ya han comprobado como crecen las cifras y en nuestro caso, los locales que ya lo trabajan están muy satisfechos, tanto por la aceptación, como por la demanda del público extranjero.

"Estamos muy satisfechos con este acuerdo para comenzar a distribuir en España una marca tan potente y atractiva a nivel internacional. Con Fireball no solo ampliamos nuestro extenso porfolio, sino que lo hacemos con un referente, un ejemplo a seguir en crecimiento dentro del sector". Son las palabras de Jorge Cansinos, director general de Varma Spirits & Wines.

La infusión de canela como punto central de su elaboración lo hacen dulce e irresistible y facilita su combinación con sabores cítricos y afines. Esta peculiaridad única es la que le ha valido su consumo en tragos cortos superando a ciertos licores de hierbas en varios países. Se recomienda servir en chupito helado para que el contraste entre el frío y su toque especiado y picante haga apreciar mejor sus matices y la presencia de la canela.